Datos antiguos, colocan el año de nacimiento de nuestra falla en 1881, si bien el primer boceto que encontramos no es hasta 1896, lo que nos hace ser la falla más antigua de Ruzafa.
A partir del año 1896 y hasta el año 1929, las fallas no son continuadas y hay algunos años en los que no se plantó monumento. Precisamente es en el año 1929, cuando la falla adquiere una continuidad y permanencia en el tiempo.
Durante estos más de 100 años de antigüedad, nuestra falla no ha dejado de ser una falla modesta, ya que nuestro barrio ha sido siempre un barrio de agricultores y pescadores durante el siglo pasado, y de trabajadores durante el actual siglo; pero esto no ha sido óbice para que hayamos destacado en el panorama fallero.
En el año 1918, el gran artista y maestro fallero Regino Más, plantó su primera falla en la Pl. Mercado de Ruzafa; y el gran poeta Anfós Ramón, se llevó todos los galardones posibles en la confección de nuestros llibrets, desde el año 1983 al 1987.
Cabe resaltar que en nuestro casal se celebró la primera reunión de la agrupación de fallas de Ruzafa, y que nuestra falla fue parte principal en su fundación.
A lo largo de estos más de cien años, han ocurrido multitud de anécdotas, que han ido pasando de generación a generación; entre ella os contaremos la del año 1940, que nos vino una banda de músicos de un pueblo de Cuenca, que no sabía tocar desfilando; así que cada vez que tenían que tocar se tenían que parar y el pasacalles no continuaba hasta que no paraban de tocar; por lo que al año siguiente que contratamos a los mismos músicos, se les preparó una furgoneta con sillas, así que iban tocando sentados en la furgoneta mientras hacíamos los pasacalles.
En el año 1939, se formo el grupo de "los once", llamados así porque eran once los falleros y no dejaban a nadie más entrar en la comisión.
Pero de lo que realmente nos sentimos orgullosos los miembros de nuestra comisión, es de la mascletá del día de San José, esta la realizamos desde el año 1929, y siempre con el mismo pirotécnico, perdón, con la misma familia de pirotécnicos, puesto que ya han pasado tres generaciones de pirotécnicos por nuestra mascletá. Rausell ,que es nuestro pirotécnico viene en persona, año tras año, a dispararla y todos los años sale en hombros por la plaza, mientras recibe una ovación de gala por parte de los vecinos de nuestro barrio.
Nuestra falla esta distinguida con el bunyol d'or amb fulles de llorer i brillants.